El día 18 de noviembre de 2016, tuvimos una práctica de sensibilización en el salón de José Pablo, él es un amigo con síndrome de Down. Invitamos al Sr. Futuro Moncada (papá de Cian) a que viviera la experiencia con el grupo.

El siguiente escrito es lo que nos comparte a toda la comunidad Formus acerca de su experiencia.

 

  • IMG0091.jpg
  • IMG094.jpg
  • IMG_0062.jpg
  • IMG_0077.jpg

Versión para niños

Hola, soy Futuro, este es el año 2030, José Pablo tiene 22 años, es un hombre sonriente y tranquilo; su hermana, su mamá y su papá son las personas que más lo han abrazado en su vida, aprenden a conocerlo y también José Pablo ha aprendido a conocerlos y a conocerse un poquito más cada día. A José Pablo le gusta sonreír, es más, si quisiéramos hablar de él, esa sería una buena manera de describirlo: José Pablo sabe sonreír.

Hoy José Pablo recibirá la visita de unos amigos. Vienen a desayunar, luego irán a casa de uno de ellos y después verán una peli de moda en el cine, así que José Pablo se ha levantado temprano, se ducha, y ahora que está pensando en el día que le espera no para de hablar de lo emocionado que se siente. Entonces se pone la ropa que más le gusta y luego, mientras se está peinando en el espejo, recuerda, así de repente, la mañana en que fueron sus papás a visitarlo a su salón de preescolar.

Se acuerda del olor del colegio y la rampa de subida al segundo piso, con los árboles en flor pintados en las paredes; se acuerda de las canciones que ponían a la hora de entrada y salida; se acuerda también del patio de recreo, el uniforme, los cojines que utilizaban para sentarse en el suelo, las mesas, la línea que demarcaba el piso, todo azul como el marco de las gafas que usaba en ese tiempo. Qué gracioso, el cielo también es azul.

Ese día su mamá contó el cuento “Ojitos de corazón”. Se trataba de un duende que veía a los demás con sus diferencias, por lo que cada uno de ellos era y podía hacer y no por sus limitaciones. José Pablo recuerda que ese día sus papás y sus maestras hicieron un ejercicio con un abatelenguas para que sus compañeritos entendieran cómo se le dificultaba a él decir palabras, además explicaron la manera como se ayudaba con pictogramas para explicarle a los demás lo que quería o necesitaba. “Pictograma” esa sí que era una palabra difícil de decir.

Qué gracioso fue ver las fotografías que su papá proyectó: una colección en la que él aparecía desde el día en que nació hasta los ocho años que tenía en ese momento. Jajaja, cuando pasaban las fotos del colegio sus compañeros se reconocían y no dejaban oír nada. Y también…

–José Pablo, llegaron tus amigos –Grita Ale

–Uff, menos mál que ya estoy listo –Piensa José Pablo –Aquí voy.

 

Versión para papás

Hace poco le escuché decir a una amiga que todos somos el norte o el sur de alguien; se refería a las relaciones entre Estados Unidos, México y Guatemala. Pensé también en los seres humanos: algunas veces discriminamos y algunas veces somos discriminados. Cuándo, dónde, cómo nace la discriminación. Vaya pregunta. Tal vez sea importante pensar primero en la manera como fuimos educados.

Hoy recordé cuando estaba en segundo de primaria y algunos compañeros jugaban a asustarme poniendo por delante a un niño que sufría de focomelia. La verdad es que me impresionaba la situación por desconocimiento, por extrañeza. Todos ellos se divertían con mi miedo.

Pienso en las limitaciones y creo que las más complicadas tienen que ver con nuestra manera de pensar.

 

Versión para maestras y papás

Hace poco inicié una conversación electrónica con un escritor argentino de 21 años que me presentó un amigo. Leí sus dos libros: extraordinarios. Matías Cepeda no es cualquier escritor, como él mismo dice, lo único que tiene libre son sus pensamientos, ya que su cuerpo tiene muchas limitaciones, incluida la imposibilidad de hablar. Matías ha escrito utilizando un método llamado “comunicación facilitada”, el cual consiste en hacer palabras con una tabla que contiene el abecedario, marcando letra por letra. Así nace su voz, gracias a la ayuda de un facilitador.

Comparto los dos libros de Matías para que conozcan sus reflexiones acerca de las limitaciones físicas, pero también acerca de la grandeza de su espíritu y el de las personas que lo aman.

 

Futuro Moncada Forero

 

 

Libros de Matías Cepeda que pueden leerse en línea:

El Silencio que Grita /en el cual cuenta sobre su infancia en silencio y su adolescencia con voz

http://www.altaalegremia.com.ar/contenidos/silencio_que_grita.html

 

Evolucionando

http://www.altaalegremia.com.ar/contenidos/libro_evolucionando_macm.html