Un Jardín de Niños es una fuente de energía, donde se viven cada día experiencias sorprendentes y maravillosas, ya que, en un niño pequeño, se hacen más evidentes las capacidades del ser humano.

  • La capacidad de pensar
  • La capacidad de expresar
  • La capacidad de sentir y amar

Jugar y aprender o aprender jugando, se vuelve un reto atractivo y un compromiso responsable, tanto para el niño, como para el adulto que convive con él.

¿Cómo lo hacen?

Los niños pueden tener proyectos personales, de equipo o de grupo y en cada uno poner en práctica sus competencias y habilidades.

Pueden proponerse construir un circuito con rampas y lograr que la canica avance hasta el final o investigar si todas las telarañas son iguales. Mientras satisfacen su curiosidad las maestras aprovechan oportunidades para que usen la lectura, escritura, conteo, medición y más. Observan, analizan, comparan y comparten, incrementando su vocabulario y obteniendo aprendizajes significativos, interactúan para llegar a acuerdos, usando también sus habilidades sociales y valoren la diversidad de formas de pensar.

¿Y los papás?. .. a esta edad, son la figura más importante para los niños, así que verlos en su escuela y participar con ellos, le da un valor especial e intensifica las posibilidades de aprendizaje.

Por eso con los papás, hay un club de lectura de cuentos, (para fomentar las buenas historias para niños y el interés en aprender a leer) un club de huerta (para valorar la vida de una planta desde su nacimiento) uno más de cocina (no solo para aprender sobre los alimentos nutritivos sino para hacer ciencia en la cocina) y muchas oportunidades para mostrarles algo interesante que despierte la curiosidad infantil.

En cada mañana se aprovecha el tiempo desde la acogida hasta la despedida, en un marco de normas y acuerdos que le dan estructura al trabajo, para que así, la creatividad pueda fluir.

Características

  • En este espacio, ofrecemos a los pequeños un variado programa de actividades: lúdicas, artísticas, deportivas, etc.; siempre teniendo como prioridad que los niños se sientan cómodos, seguros y contentos.
  • Para esto, contamos con personal capacitado y comprometido con este objetivo.
  • Contamos con los espacios debidamente acondicionados para asegurar la comodidad y seguridad de los niños (equipo, clima, materiales, etc.)
  • Están disponibles diferentes canales de comunicación con los padres de familia.