¿Qué es constructivismo?

La educación constructivista puede resumirse en los conceptos: interés, experimentación, reflexión y cooperación. Está basada en la teoría psicogenética de Jean Piaget (1896-1980), quien afirma que los niños construyen su conocimiento.

La educación constructivista busca crear una atmósfera de respeto mutuo entre estudiantes y maestros, basándose en sus intereses, valores y capacidades. El ambiente de aprendizaje (curriculum) está centrado en los alumnos, partiendo de sus propios intereses y vivencias (individuales y sociales) para llegar a nuevos aprendizajes; busca las maneras (métodos) de "estar junto" con los alumnos en lugar de "hacer por ellos". Es una manera de llegar a los alumnos con una educación personalizada que no requiere hacerlos copias del maestro.

¿Qué NO es constructivismo?

Constructivismo no es una educación permisiva. Los educadores no abandonan su responsabilidad de enseñar y hacer aprender, y tampoco renuncian a su liderazgo y autoridad. Más bien favorecen y motivan a que los alumnos tomen responsabilidad de su propio aprendizaje, de sus actitudes y de su comportamiento.

Constructivismo no es débil en áreas académicas. Si los niños juegan todo el tiempo, no están educándose en el ambiente constructivista. Hay una diferencia clara entre el juego recreativo y el "juego educativo". La educación constructivista aprovecha las vivencias y experiencias como oportunidades de aprendizaje para lograr los objetivos educativos.