La Notita   BLOG
 Si deseas estar al tanto de los contenidos que publicamos en esta sección síguenos Twitter FormusEduMx


Por: Zelim Alvarez, mamá de Alfredo – ¡ganadora de muchas alegrías y satisfacciones!

 

Nadie puede hablar mejor sobre el triunfo que quien lo ha ganado. Así que con el logro y éxito que me toca disfrutar desde mi posición de mamá observadora, me “doy el gusto” de escribir sobre ello y compartirlo con ustedes. No sin antes hacer la correspondiente aclaración: es distinto el sentir de una mamá que el de los niños concursantes, es distinto el sentir de una mamá observadora del proceso que el de un grupo de coaches entregados a su tarea. De lo que sí estoy segura, es que debe ser el mismo sentir que pudiera tener cualquier mamá feliz de ver crecer a su familia.

 

 

Por: Andrés Bolaños W.

El pasado viernes y sábado se realizó el Torneo Nacional Odyssey of the Mind en instalaciones de la UANL, Unidad Mederos. Es la novena ocasión en que Formus participa y los resultados vuelven a ser muy significativos y reveladores: 76 alumnos participaron organizados en 11 equipos, de los cuáles siete obtuvieron primer lugar, tres segundo lugar, y uno tercero. Además, uno de los equipos obtuvo el máximo reconocimiento a la creatividad, el Ranatra Fusca.

 

Tan valioso o más que los resultados, son varios elementos del proceso que confirman el trabajo educativo que realizamos como comunidad Formus:

 

Aprender a identificarse con nuestros símbolos nacionales es parte de la formación de la ciudadanía. De estos símbolos, la escolta como portadora de nuestra bandera, es un ejercicio que compromete a quien participa y que da orgullo a quien la observa. En Formus, nuestras escoltas de primaria y secundaria participaron en los concursos de zona a los que fueron convocados y queremos compartirles la experiencia de este año.

Año con año tenemos la tarea de formar escoltas de Primaria y Secundaria que nos representan en las competencias organizadas por la Secretaría de Educación. Además, me corresponde preparar la escolta para participar con los honores a la bandera en las asambleas. 

De antemano sabemos que a muchos de nuestros alumnos les gustaría pertenecer a la escolta, aunque finalmente sólo siete serán parte. Para la selección de quién participa en la Escolta y con el apoyo de maestras y coordinadoras, buscamos, de entre los alumnos que está finalizando 5º de primaria, un perfil de alumno con cualidades como disciplina, disposición, compromiso y rendimiento escolar aceptable (pues tendrá que ponerse al corriente de lo visto en clase cuando asista a ensayos). Desde luego, se considera también la coordinación motora y la postura. Finalmente, de acuerdo al Reglamento de Escoltas, los y las alumnos/as deben tener una estatura similar. 

Los alumnos y alumnas en la Escolta tienen la oportunidad de desarrollar algunas habilidades y actitudes que les favorecen en su educación integral como lo es el trabajo en equipo, el liderazgo, la autonomía, la concentración, la capacidad de dar el máximo esfuerzo, el deseo de lograr el éxito y el fijarse expectativas altas. Estas habilidades se practican en cada asamblea y muy especialmente durante la preparación y la participación en el concurso. Somos testigos de su trabajo y de su deseo por representar a nuestra escuela con orgullo.

Por: CAROLINA VILLALOBOS

Marzo de 2016

 

¨Caro te invito a una mañana de sensibilización¨…

-¿Qué es eso? Pregunté...

¨Creo que eres una persona muy sensible y tienes que estar ahí… es para Luciana¨..

Mi mente comenzó a volar: ¿Qué le hizo mi hijo? ¿Qué pasó? ¿Soy chillona?

-¿Quiénes venimos? Pregunté...

Solo tú…

Ok, tomaré esto como una oportunidad de conocer, pensé,… y que empiezo a preguntar entre las amistades... oye, ¿qué es una mañana de sensibilización?... no sé, no sé, no sé.

Ok, empecé a relajarme: es mi primer año en Formus, y nadie sabe qué es, imagino es algo nuevo, pero por algo me invitaron a mí, fue mi conclusión.

Al llegar, me dijeron ¨tú serás como una niña, puedes sentarte donde prefieras¨…

Llega la mamá de Luciana, el papá, algunas mamis de otros grupos con hijos con síndrome de down y las maestras de apoyo psicopedagógico (que ahí conocí por cierto)

Nos pusimos unos guantes durante media hora, intentamos escribir nuestros nombres, armar un rompecabezas y abotonarnos una camisa, el resultado: niños frustrados, desesperados: ¨no puedo¨, ¨ayúdame¨…

Que HONOR, haber sido parte de esta sensibilización, es un gusto para mí, ver cómo me logré poner en el papel de Luciana, sentir como mi mente deseaba armar algo y sin embargo no pude hacerlo por completo, el desear avanzar más rápido como mis amigos, el desear ser aceptada, el desear ser una más como el resto, el que me inviten a sus fiestas, el ser parte del grupo.