Imaginería Formus



Por: Nora Obregón

La literatura clásica sigue siendo valiosa hoy día, es un referente, modelo y ventana para conocer otros ámbitos temporales de la humanidad, a veces con un dejo de nostalgia por lo que se fue, pero los textos clásicos nos brindan la oportunidad de consolidar o rescatar tradiciones y comprobar que el ser humano está en constante transformación.

Es muy plausible la intención de acercar a los niños y jóvenes a los clásicos, porque los leímos o porque creemos que es indispensable para su cultura general, pero antes de acercar un texto clásico, conviene tomar en cuenta las características y necesidades de la etapa lectora, que no es por edad, sino por su proceso lector.

Muchos adultos bien intencionados consiguen clásicos adaptados para los niños, con el fin de adentrarlos a su lectura de una manera amigable, pero como dice el crítico literario Adolfo Córdova “Cervantes y Shakespeare no escribieron para niños”, aunque el mercado de libros ofrezca versiones incluso para bebés. Y no significa que los niños o bebés no tengan capacidad para disfrutar una lectura en voz alta de algún fragmento de la obra y esto sería mejor que darle una mala adaptación del texto original.

Nos advierte Adolfo Córdova en una entrada de Linternas y bosques dedicada al tema en cuestión “Niños y niñas pequeños leen estas historias dentro de un mundo en el que todavía no se separan las obras en géneros literarios ni tradiciones artísticas; en él hay personajes bíblicos, leyendas, dichos populares, cuentos de hadas. Escuchan fragmentos de los textos, disfrutan las películas y los dibujos animados que hacen parodias o pastiches. Ven una pintura del Quijote o una obra de teatro guiñol de Romeo y Julieta y, listo, ya habrán leído a Cervantes y a Shakespeare. Iniciará un proceso de construcción de esa obra en su imaginario que quizá nunca incluya al texto original”.

Además, muchas de estas adaptaciones, no respetan el sentido original de la obra, hacen tantas mutilaciones o censuras a juicio del editor, que se alejan de la intención de acercar a los pequeños lectores a los clásicos.

Nos comparte Adolfo en su blog:

“Hace poco me encontré en una librería una versión de Don Quijote de la Mancha para bebés. Y eso parecían Don Quijote y Sancho: un par de bebés montando un caballito, un burrito; rodeados de arbolitos, molinitos, pajaritos y otros diminutivos textuales y gráficos que sólo disminuían la calidad de la propuesta, como suele pasar con tantos libros para niños. Simplón, esquemático, ñoño. Como si los bebés fueran seres incapaces de leer otro tipo de libros, cualquier complejidad gráfica o literaria.Si queremos que tengan un acercamiento a este gran clásico de la literatura entre los 0 y 3 años de edad, ¿no será mejor leerles, entre arrullos, algunos fragmentos del texto original de Cervantes?”

Para Marcela Carranza” Da la impresión entonces que para los criterios editoriales las versiones originales no son vendibles, y las adaptaciones (en su mayoría muy poco respetuosas del original) cubren perfectamente las necesidades de lectura de un clásico por parte de los niños argentinos. A partir de esta realidad el proceso de “tradicionalización” a través del cual los textos de autor son reemplazados por sus adaptaciones pareciera cobrar estatuto oficial en las decisiones del mercado” (Carranza, 2012).

Pero existen buenas adaptaciones de Shakespeare y Cervantes y también ediciones amigables con textos íntegros. En Linternas y bosques nos listan algunas (v. https://linternasybosques.wordpress.com/2016/04/21/cervantes-y-shakespeare-no-escribieron-para-ninos/). Uno de los libros sugerido es Cuentos de Shakespeare, adaptación narrativa de veinte obras teatrales del Bardo de Avon que data de principios del siglo XIX, escrita por los hermanos Charles y Mary Lamb “cuando la literatura infantil en Inglaterra se enfocaba en despertar la imaginación, los hermanos escribieron este libro por encargo de su editor […] una prosa concisa y prodigiosa que rescata el lenguaje del dramaturgo, Mary adaptó las comedias y Charles, las tragedias. Además, la edición por parte de Castillo está muy bien cuidada, en un formato que potencia la estética, que no solo está presente en los forros del libro, sino que la obra está delicadamente ilustrada por Jesús Cisneros, Manuel Monroy y Javier Zabala, talentosos ilustradores que han recibido numerosos premios internacionales por sus creaciones artísticas. Y es que las buenas adaptaciones suelen ser una gran ayuda, porque como dice la gran escritora argentina Graciela Montes,“la adaptación, cuando es idónea, resulta una operación rescate de textos que, sin ella, caerían tarde o temprano en el olvido” (Carranza, 2012).

En Biblioteca de Secundaria contamos con un ejemplar de la versión adaptada Cuentos de Shakespeare, puedes consultarla o tomarla en préstamo o bien, ir al blog de Linternas y bosques para conocer las otras propuestas.

 

Fuentes consultadas:

Córdova, A. (2016,abril, 21). Cervantes y Shakespeare no escribieron para niños. Blog Linternas y bosques. Recuperado el 22 de junio de 2017 de https://linternasybosques.wordpress.com/2016/04/21/cervantes-y-shakespeare-no-escribieron-para-ninos/

Carranza, M. (2012) “Los clásicos infantiles, esos inadaptados de siempre. Algunas cuestiones sobre la adaptación en la literatura infantil”, en Imaginería, revista quincenal de literatura infantil y juvenil No. 313. Recuperado el 22 de junio de 2017 de http://http://www.imaginaria.com.ar/2012/05/los-clasicos-infantiles-esos-inadaptados-de-siempre-algunas-cuestiones-sobre-la-adaptacion-en-la-literatura-infantil/

 

"Las imágenes y las palabras promueven comunidades lectoras inclusivas y creativas": Evelyn Arizpe.

Con la convivencia a partir de las imágenes y las palabras en nuestra Feria del Libro en Secundaria, fortalecimos los vínculos que se forman a partir de la lectura. Jóvenes que se recomendaban libros, maestros que buscaron libros para enriquecer sus clases, padres y madres que eligieron un hijo para su hijo chico y no tan chico, el gozo de contemplar las imágenes y escuchar los textos nos ayudó a consolidar nuestra comunidad lectora. Gracias a las librerías Gandhi, Educreativos y Terraza 27 que nos ofrecieron una muestra editorial no solo novedosa, sino de una gran calidad literaria y estética, para todas las necesidades y gustos. Una gran variedad de sellos editoriales, autores y títulos, invaluable oportunidad para conocer otras propuestas editoriales además de la literatura norteamericana contemporánea que tanto gusta a los jóvenes. Contamos con un espacio especial para el Libro Álbum, que no tiene edad y cautiva a lectores sin importar su edad o etapa lectora. 

 

Además de los libros, nuestra comunidad lectora se nutre con la presencia de lectores entusiastas, visitantes curiosos y de profesionales que nos estimulan para seguir explorando el mundo de las imágenes y las palabras. Qué privilegio haber tenido al escritor  y promotor de lectura Antonio Ramos sugiriendo programas de fomento a la lectura, a la escritora Orfa Alarcón recomendando libros y a Pablo Luna de Percha Teatro, regalando su maravillosa presentación de "Puros cuentos los del Lobo".  

 

Nuestra Biblioteca acrecentó su acervo con libros valiosos de literatura y divulgación científica, de grandes escritores,  ilustradores y científicos, entre los que tenemos Premios Nobel de Literatura, Manzana de Oro en Bienal Bratislava, Medalla Sociedad Ilustradores de Nueva York,  Andersen, Astrid Lindgren, Antonio García Cubas, Bologna Ragazzi, Medalla Caldecott, Goodreads Choice Awards, Best Picture Books, Lazarillo de Ilustración, White Raven Jugendliteraturepreis, Cálamo, Branford Boase, NOMA, Lista de Honor IBBY, A la orilla del viento, Fundación Germán Sánchez Ruipérez y Fundación Cuatro Gatos. 

 

 

 

 

Por: Nora Obregón

 

Las bibliotecas han dejado de ser solo el lugar donde se resguardan los libros y cada vez los usuarios las visitan con distintos fines: realizar una lectura por placer que provoque la imaginación y la creatividad a través del encuentro con los personajes, explorar textos de divulgación científica que fomenten la indagación y de esta manera se construyan conocimientos con un enfoque interdisciplinario.

La lectura como placer no solo está ligada a los textos literarios, también hay una estrecha relación con libros informativos interesantes, donde los autores se atreven a traspasar la frontera del lenguaje académico con una redacción en voz pasiva y hacen al lector partícipe del tema y lo cautivan con un lenguaje literario aplicado a temas científicos. Muchos de estos libros tienen la magia de ayudar a que el lector genere preguntas que le ayudan a reflexionar, a investigar más a fondo y a construir por sí mismo su conocimiento.

 

Les recomendamos este concierto de jóvenes chelistas, en el cual podemos disfrutar de su depurada técnica y la emotividad que la juventud impone. Es posible verlo a través de Medici.tv de forma gratuita, sólo efectuando un simple registro. 

Recomendaciones para elegir un libro... No se vayan solo por las imágenes comerciales , lo que vieron en las redes o lo que va a salir en el cine... Busquen libros con calidad literaria y artística.

Elijan un buen sello editorial (no necesariamente el más vendido). Esto ya les garantiza que se trata de un buen libro, con textos e ilustraciones bien cuidadas y con mensajes propositivos. Además de editoriales como Fondo de Cultura Económica, Océano Travesía, SM te presentamos otras propuestas editoriales de gran calidad artística, literaria e incluso académica.

 

Kalandraka 

Editorial española que nació precisamente un día de la celebración

internacional del libro infantil y juvenil, el 2 de abril de 1998 con el firme compromiso de publicar libros de LIJ (Literatura Infantil y Juvenil). Su colección Libros para soñar es increíble. “Kalandraka busca libros que respeten el medio ambiente, que defiendan la igualdad de las lenguas así como de las personas y de todos y todas los que habitamos el planeta, presenta proyectos solidarios plagados de poesía, belleza, historias, sensaciones…”. Algunos títulos: La luna de Juan, Amelia quiere un perro, La niña de rojo, La casa, Qué te gustaría ser, Donde habitan los monstruos.

 

 

Ekaré

Editorial venezolana muy comprometida con el fomento a la lectura, publica textos con un alto compromiso social y de cuidado al ambiente. Algunos títulos: Sofía viaja a la Antártida, Escarabajo en compañía, Arepita de manteca, Duerme, niño, duerme, Niña bonita, La calle es libre, La composición, La sorpresa de Nandi, Lo que cuentan las estatuas del mundo, Árboles, Mar… Ganó el premio a la mejor editorial latinoamericana 2016 en la Feria de Bologna.

 

Petra

Fundada en Guadalajara desde 1990 por Peggy Espinosa, con una excepcional propuesta estética. Unos verdaderos libros objeto. Algunos títulos: Migrando, Tsunami, El señor don gato, Lotería fotográfica mexicana, Océano.