Cuando la enseñanza “del y a través del” deporte se lleva a cabo en ambientes propicios, y si las prácticas y estrategias pedagógicas son favorecedoras y congruentes con la filosofía, principios y fundamentos pedagógicos institucionales, las clases de deportes / academias deportivas se convierten en apoyo fundamental para fortalecer el proceso de desarrollo integral de los alumnos.

A partir del ciclo escolar 2015-2016 adoptamos en Formus el Programa de Responsabilidad Personal y Social (PRPS) como referencia metodológica para nuestras clases de educación física y academias deportivas por su congruencia con la filosofía institucional. El PRPS busca a través de la enseñanza del deporte promover el desarrollo de “individuos eficientes en su entorno social, responsables de sí mismos y de los demás, asociando al bienestar y al desarrollo personal a valores fundamentales como el esfuerzo, la autonomía, el respeto a los sentimientos y derechos de los demás, la empatía y la sensibilidad social” (Escartí, Pascual y Gutiérrez, 2005); Durante esta año nos han acompañado expertos del Consejo de Deportes de Barcelona y del International Sociological Sport Observatory capacitando a nuestros maestros en esta metodología.

La implementación y práctica del PRPS se sustenta en tres pilares que de manera simultánea conforman la experiencia de aprendizaje durante la clase de deportes / academias deportivas:

 

El primero tiene como objetivo de desarrollo progresivo de niveles graduales de responsabilidad en los alumnos.

De manera inicial se trabaja sobre el desarrollo del respeto a los sentimientos y opiniones de los compañeros. Para posteriormente trabajar la responsabilidad enfocada a la participación y nivel de esfuerzo y así hasta promover en los alumnos la transferencia de sus aprendizajes a otros contextos de la vida.

 

 

El segundo pilar son las 9 estrategias metodológicas que orientan en su labor diaria al entrenador:

  • Se asume como modelo de respeto, modela constantemente los valores que se pretende desarrollar en los alumnos.
  • Establece adecuadamente las expectativas, de tal manera que sean adecuadas a los objetivos y percibidas como alcanzables.
  • Estructura la sesión para dar oportunidades de éxito reales, partiendo de las expectativas y metas establecidas.
  • Fomenta la interacción social positiva a través del trabajo en equipo y mediante la solución de problemas y conflictos.
  • Asigna tareas para que todos participen, dando oportunidad de ejercitar la responsabilidad a cada uno de los alumnos.
  • Potencia el liderazgo de los alumnos, poniendo a cargo a alguno de los alumnos en diferentes momentos, buscando con esto el desarrollo de esta habilidad fundamental.
  • Concede voz a los alumnos y promueve la toma de decisiones, estimulando la participación basada en la reflexión y abonando al desarrollo de la responsabilidad y autonomía.
  • Fomenta la reflexión de los aprendizajes y se hace partícipes a los alumnos de la evaluación.
  • Finalmente promueve la transferencia de los aprendizajes más allá del deporte.

 

 

El tercer pilar es la estructura de sesión definida que propicia un ambiente adecuado para la clase.

Cada sesión se compone de la reunión inicial o toma de consciencia, la sesión propiamente dicha / deporte en acción, la reunión final en la que se realiza la reflexión final y la autoevaluación de los alumnos.

Nuestra mira está en apoyar la formación de deportistas autónomos, capaces de hacerse cargo de manera consciente de su desarrollo en la práctica deportiva en los aspectos técnicos y tácticos. Sensibles y solidarios con sus compañeros de equipo, activos en la construcción de un entorno positivo, es decir deportistas líderes. Conscientes y reflexivos respecto a su estado de ánimo y nivel de motivación. Proactivos para actuar en consecuencia para mantener su nivel de esfuerzo y aprovechar cada uno de los momentos para mejorar, disfrutando de hacerlo bien y manteniendo un nivel de autoestima elevado. Capaces de mantenerse ecuánimes, enfocados y aprender de y sobreponerse de las derrotas. Capaces de transferir estas habilidades en su vida. Todo esto define a deportistas altamente competentes que sin duda tendrán más herramientas como personas capaces de desenvolverse con éxito en sus vidas.

 

 

 

  

Les compartimos un video de nuestros amigos, Roser Fernández Benito y Andrés Barrientos Triay, investigadores y docentes del International Sociological Sport Observatory, Barcelona, España.